lunes, 19 de junio de 2017

¿Y el anhelo de saber ?

Me ha resultado muy gratificante e instructiva la lectura del ensayo Escuela o barbarie (Ediciones Akal), escrito al alimón por los profesores Carlos Fernández Liria, Olga García Fernández y Enrique Galindo Fernández. En Escuela o barbarie se denuncia la imposición de un «Nuevo Orden Educativo», diseñado desde organismos supranacionales y jaleado por una camarilla de pedagogos charlatanes, que pretende condenar a los alumnos a una nueva forma de servidumbre. Aunque los autores no ocultan sus afinidades ideológicas (que a veces los empujan a alguna intemperancia), la lectura de este ensayo brindará iluminaciones a cualquier persona preocupada por el deterioro de la enseñanza, muy especialmente a los maestros y profesores que asisten inermes a la depauperación de su noble oficio.
El Nuevo Orden Educativo desea modelar individuos entrenados en diversas «competencias», «destrezas» y «habilidades» técnicas y emocionales que faciliten su encaje en el mercado laboral. De este modo, la escuela (y, con ella, la universidad) se convierte en un centro de selección de personal y deja de alimentar el anhelo de saber (la más noble aspiración humana, según nos enseñase Aristóteles), orientando la formación de los alumnos hacia aquellas áreas de la economía que favorezcan su «empleabilidad». Así, la transmisión cultural queda aparcada, o incluso vedada, para formar «emprendedores» flexibles y adaptables, siempre prestos a la movilidad geográfica, que no sepan nada de filosofía o latín pero en cambio sepan inglés, informática y «educación financiera» (si el oxímoron es tolerable), que es lo que interesa a las multinacionales.

 Para lograr alumnos sin anhelo de saber, el Nuevo Orden Educativo emplea técnicas pedagógicas que conciben al ser humano en un mero procesador de información. El alumno no debe atesorar conocimientos que afilen su juicio crítico sobre la realidad, sino centrarse en «aprender a aprender», hasta convertirse en un dócil y «empático» receptor de cualquier tipo de adiestramiento que garantice su eficiencia económica. Para ello, el Nuevo Orden Educativo favorecerá una educación lúdica que supla la odiosa transmisión de conocimientos. Los autores de Escuela o barbarie son especialmente inclementes en la denuncia de las pedagogías herederas de Rousseau, que tratan de «rescatar» al hombre de la cultura y de la historia, exaltando su imaginación y sus motivaciones particulares (de ahí que los charlatanes al servicio de este Nuevo Orden Educativo den tanta importancia al «pensamiento positivo» y a la «inteligencia emocional»), para que la adquisición de las destrezas se desarrolle siempre en un ambiente buenrrollista. Por supuesto, se evitará que los alumnos aprendan nada por puro interés intrínseco; y se utilizarán siempre cebos psíquicos que les hagan morder el anzuelo, como si el saber fuese una amarga medicina que hubiese que enmascarar para que resulte digerible. Todo ello con metodologías que favorezcan una infantilización de las mentes, hasta convertir la escuela en una mezcla de guardería y gimnasio laboral, vaciada de todo contenido que permita crecer intelectualmente.
¿Y qué papel se reserva a maestros y profesores en este Nuevo Orden Educativo? Los autores de Escuela o barbarie reproducen varios documentos de órganos mundialistas que hielan la sangre en las venas. Así leemos en un documento de la UNESCO: «Al cambiar la imagen del profesor, de considerarlo como fuente e impartidor de conocimientos a verlo como organizador y mediador del encuentro de aprendizaje, aparecen nuevas competencias que deberán ser los componentes de la nueva función docente». De este modo, el profesor se convierte en una suerte de «orientador» encargado de la formación «transversal y psicoafectiva» del alumno. Para ello, primero deberá «descualificarse» (es decir, olvidarse de las disciplinas en las que está versado), para después recualificarse conforme a los parámetros exigidos por la nueva pedagogía. El profesor estará sometido a un reciclaje permanente, en condiciones laborales cada vez más precarias, huérfano de toda autoridad en el aula, hasta degenerar en un «mediador del encuentro de aprendizaje», en un coach, en un animador sociocultural, en un gestor administrativo; en definitiva, en un zascandil siempre presionado por sus alumnos-clientes y hostigado por las directrices gubernativas.
 De este panorama espeluznante se nos habla en este espléndido y combativo ensayo contra la barbarie.

Juan Manuel de Prada XL semanal

miércoles, 14 de junio de 2017

Regreso al atardecer



Regreso al atardecer
Camino tarde por senderos polvorientos,
las sombras de los muros caen oblicuamente,
y puedo vislumbrar a través de los sarmientos
la luna sobre sendas y arroyos silentes.
Canciones que un día entonara en el pasado,
entono una vez más, con acento cansino
y las sombras infinitas de lo que he viajado
se cruzan e interponen en mi camino.
El viento, la nieve y el calor solar
de muchos años tras de mí resuenan,
noches de verano y azul relampaguear,
tormentas e incomodidades que apenan.
Con la piel tostada y del todo invadido
  por el esplendor del universo entero,
siempre hacia delante me siento atraído,
hasta que las sombras cubran mi sendero.

Nunca tuve tiempo




Desde largo tiempo,
levanto un peso muy grande,
con los brazos tendidos:
esfuerzo sin descanso y sin esperanza.
«Envejezco...»
Envejecía.
Me asombro de mí mismo .
 ¿ Es un melancólico murmullo ?
 «¿Tan cerca está, pues, todo eso...?»
Lo he dejado poco a poco ,
para «cuando tuviera tiempo»,
  lo bueno de la vida .
Como si realmente un día,
si pudiese tener tiempo,
como si se ganase, al fin de la vida,
esta paz venturosa que todo el mundo se imagina.
  Pero la paz no existe.
Tal vez no existe siquiera la victoria.
¿Me he ocupado de ello ?,
−Oh!, el amor, nunca tuve tiempo .
 Escucho el sonido de mi voz,
para saber si la respuesta es amarga; pero no lo es
Siento volver hacia mi vida pasada,
como el tranquilo contento del carpintero
que acaba de cepillar una hermosa tabla:
  «Hela aquí. Ya está hecha.»
«Hela aquí –mi vida está hecha.»

sábado, 10 de junio de 2017

092 Cantigas de Santa María. El clérigo ciego











Esta es cómo Santa María hacía ver al clérigo ciego en tanto decía misa.
 "Santa María tiene poder para dar luz a quien no la tiene."
 Porque tiene gran poder para dar luz la que trajo a la luz en su seno y nos hizo ver a Dios, que por otro medio no lo veríamos
 Esta Virgen Santa dio pues la luz a un clérigo suyo que había perdido la vista, como lo he aprendido, que no veía ni de cerca ni de lejos.
 Y pronto se hizo llevar a la iglesia de la Virgen que no tubo par, en bondad, ni la habrá. Y llorando de corazón hacía oración así, de rodillas y con devoción: "Señora. ¿qué será de esta luz que perdí?
 Y por ello vengo a Tí, para que me la recobres, por lo menos mientras digo tu misa." Entonces se adormeció y se le apareció la Virgen, que a los suyos nunca les faltó ni les faltará.
 Y le dijo así: "Luego mañana, por la mañana, dirás mi mmisa con devoción y recobrarás tu luz, y te durará hasta que termines la misa, por así lo quiere Nuestro Señor, que te hace esto por mi amor, y aún te hará más."
 El clérigo entonces se despertó y luego comenzó su misa y recobró en ella su luz, porque no miente ni mentirá la Virgen que le hizo recuperar la vista siempre una vez cada día, como aquí hemos dicho.




viernes, 2 de junio de 2017

091 Cantigas de Santa María. Soissons



Château de Braines, près de Soissons.

Esta es cómo Santa María descendió del cielo, en una iglesia, ante todos y sanó cuantos enfermos allí yacían que ardían del fuego de San Marcial.

 "La Virgen nos da salud y nos quita el mal;
tanta es la salud espiritual que en sí tiene."

 Y por esto quiero deciros, entre estos milagros suyos,
 otro muy grande y extraordinario que esta Madre de Dios hizo,
 que no pueden contradecirlo judíos ni herejes,
 aunque quieran hacerlo.
 Esto sucedió en Francia, no hace mucho tiempo, que,
 por yerros que habían cometido,
 Dios les mandó para su castigo y confusión
 ese fuego que llaman de San Marcial.
Y gritando y gimiendo se hacían llevar corriendo a Soissons,
para recobrar la salud, creyendo, en todo,
sanar allí por mediación de la Virgen que vale a los cuitados.
Y era de tal naturaleza aquel mal, como he sabido,
que primero les tornaba un frío,
 y después se quemaban peor que con fuego,
y así sufrían de él todos con mortal cuita.


 Porque los miembros se les caían y,
 de ninguna manera, podían comer ni dormir
, ni sostenerse sobre los pies,
 y antes preferían ser muertos que sufrir tan descomunal dolor.
Por ende, una noche, sucedió que
 se les apareció una gran luz venida del cielo,
 y luego descendió Santa María,
 y la tierra tembló,cuando llegó la Señora celestial.
Y los hombres tal miedo tomaron que se pusieron a huir,
y no quedó, sino cuanto más pronto podían,
y Ella hizo luego sanar a los enfermos,
como Señora que no falta en sus cuitas
 a quien le llama, fiando en su piadoso bien,
 porque Ella siempre viene cuando entiende que le conviene
 Por ello, a esos enfermos no les quedó nada del fuego, ni una sola señal.



Tablatura para guitarra española


martes, 30 de mayo de 2017

sábado, 27 de mayo de 2017

089 Cantigas de Santa María





Una mujer judía entró en trabajo de parto, pero no pudo entregar a su bebé.
Ninguna medicina era eficaz y ella estaba en agonía, llorando y gimiendo.
Vio una gran luz, y una voz le aconsejó que llamara a la Virgen.
Ella oró a la Virgen, recuperó su salud y dio a luz un hijo.
Escuchando sus oraciones, sus judíos la reprendieron y huyeron de la casa.
Después de treinta días, la mujer fue a la iglesia. 
Ella fue bautizada junto con su hijo recién nacido y su hija.





Tablatura para guitarra española




miércoles, 24 de mayo de 2017

088 Cantigas de Santa María. Clairvaux

 





Un hombre, aprendido en medicina, se convirtió en monje en Clairvaux. Estaba acostumbrado a comer carne y pescado ya beber buen vino. Odiaba ayunar y comerse la comida del monje de verduras salvajes, vino ácido y pan malo. Se quejó de que el ayuno hizo que los monjes fueran demasiado débiles para levantarse para orar, y amenazó con irse. Sus comentarios incitaron a los monjes a exigir comida prohibida. Después de una comida, en la fiesta de la Anunciación, los monjes dijeron sus oraciones, incluyendo el Miserere mei. El erudito monje todavía tenía hambre y se negó a ayudarles. Vio a la Virgen de pie cerca de la puerta de la iglesia, sosteniendo un recipiente lleno de un precioso líquido. Ella dio un bocado a cada monje a excepción de él. Arrodillándose para orar ante ella, le preguntó qué debía hacer. Ella le dijo que renunciara a sus nociones equivocadas. El hombre confesó y la Virgen le dio algo de líquido. Nunca se quejó de la comida de nuevo.


Tablatura para guitarra española





lunes, 22 de mayo de 2017

087 Cantigas de Santa María. Pavia










Esta es cómo Santa María mandó que hiciesen obispo al clérigo que decía siempre sus horas.
"Mucho se afana siempre Santa María por honrar a los suyos."

Y de esto quiero contaros un gran milagro, 
que quiso mostrar la Virgen sin par, en la ciudad de Pavía.
Hubo allí un clérigo sabedor de todo bien y servidor,
 cuanto más podía, de esta gloriosa Señora.
En honrar a los suyos tiene siempre gran placer Santa María.
Por donde, sucedió que, después de morir el obispo de allí,
 la Virgen que nos guía se apareció a un hombre santo.



A los suyos honró y elevó siempre Santa María.
Y cuando se le apareció comenzó a hablarle así:
"Vete, y di que hagan elegir mañana, día señalado,
 -a los suyos siempre hace Santa María que sean honrados-
 por obispo a uno que es llamado Jerónimo, 
porque sé Yo cómo me sirve y me ha servido bien, como me agradaba."
A los suyos honrará siempre Santa María.
Luego que el hombre santo se despertó, 
le contó al cabildo que la Virgen le había dado 
l nombre del que quería por obispo.
Mucho se afanó siempre Santa María por honrar a los suyos.
Puestos de acuerdo, unánimes, hicieron su elección y fue obispo, 
al poco tiempo, el que lo merecía.
A los suyos honró siempre con gran razón Santa María.






Tablatura para guitarra española