jueves, 7 de diciembre de 2017

La pieza de mi amigo





A mi amigo Cacho con todo
 el respeto y el cariño que le tengo.


La pieza de mi amigo, la pieza de mi amigo
me sacudió la cara con un chirlo de frío
que rodó por la mesa y se quedó conmigo
para dejarme solo en un siglo vacío
con palabras de nada que doblan si yo sigo
y que siguen derecho si yo busco un desvío.
La pieza de mi amigo
me pegó en la cabeza con su pared de pino
me retorció la frente desde atrás del olvido
y desde una rendija me empapó de viento,
con perfumes muy alto y goteras de trino
como un jardín de nubes y de sol florecido.
Una cama muy grande
para el siempre nacido hijo de aquellos tiempo
cuando el mundo era niño
y una cama chiquita con los flejes vacío
donde duermen sus huesos con temblor de cariño

Una dicha redonda apretada de hastío
como una frase humilde que se escapa de un libro
vuela en pos de una boca que la arranque del frío
para nacer de a poco aunque ya haya nacido.
La pieza de mi amigo
tiene un cordel de hilo donde cuelga un traje,
un gavan y un suspiro, una paloma blanca con el cuello raído
y algún remiendo flojo que transmita el retiro.

Un escritorio nuevo que cambió por trabajo,
una remington negra que le prestó un amigo
un verso enamorado para una flor de gajo
que muestra en una foto por debajo de un vidrio
La pieza de mi amigo es del color del tiempo,
media gris, media verde o tal vez transparente
cada cosa es un pájaro con el nido cambiado
se resigna quedarse y vuela de repente.

Tiene gusto a cebolla la pieza de mi amigo
que viene desde el fondo de una olla de aluminio
son perfumes muy alto porque son sacrificios
con goteras de trino y temblor de cariño.

Hay un sobre cerrado en la mitad del vicio
sin destino de ida, ni destino de vuelta
una carilla en blanco sin miedo al desperdicio
y una paloma blanca raída pero suelta.

133 Cantigas de Santa María. Elche




Así es como Santa María revivió a una niña a quien trajeron muerta antes de su altar. "La Virgen de quien Dios nació puede hacer que aquellos a quienes ama se levanten y vivan de nuevo".
 Una niña pequeña vivía allí que tenía un padre y una madre, según supe, y vivían como buenos cristianos y no como infieles.
 Esta niña fue a beber de la zanja de riego y se cayó y murió poco después. Su padre suspiró y pronunció "¡ay de mí!" Muchas veces sufriendo por ella y fue a ponerla ante el altar de Nuestra Señora Digna y alabarla.
 Lloró por la niña de nuevo diciendo: "Mis pecados fueron estos". Luego hizo cantar la misa de réquiem para enterrarla, y un sacerdote recitó la epístola de los muertos escrita por Judas Maccabaeus.


Tablatura para guitarra española


sábado, 2 de diciembre de 2017

Canción de texedores. Asturias.



ADOLFO GARCIA CARBALLO.Músico callejero

ARCHIVO FUENTE : EL BLOG DE ACEBEDO

En una sociedad sin imprenta y con una baja base cultural, los romances, los decires, los refranes, las consejas y las coplas se transmiten entre las gentes del pueblo oralmente. Serán, pues, los juglares los transmisores no sólo de las historias de amor o de guerra, de leyendas y fábulas, sino de ciertas críticas a la sociedad, de una filosofía social, de una sabiduría casi siempre empírica. Serán, por tanto, los romances populares las fuentes iniciales de esas coplas que el pueblo asimila, adapta o reinventa. El pueblo llano va adoptando una serie de coplas para sus actividades laborales o de ocio. Así se agrupan las canciones o coplas amorosas, que se utilizan en las rondas; las coplas para cantar en las labores domésticas de las mujeres, de muy variado temario; las coplas que se cantan en las faenas del campo, también de muy diversa temática; en fin, coplas que recitan o cantan los niños y las niñas en sus juegos infantiles, casi siempre con plena inocencia de contenidos. Con la popularización de la literatura culta, de ella irá recogiendo el pueblo otra serie de coplas. Incluso los latines litúrgicos serán base para otros decires popularizados. Hay que recordar que buena parte de la literatura medieval está escrita en forma de coplas, de sentencias y críticas versificadas en pequeñas estrofas. Recordemos a nuestros Rabí Dom Sem Tob, Gómez Manrique, Jorge Manrique y el Marqués de Santillana, con sus obras moralizantes; recordemos los gracias versificadas del amor cortés. Y recordemos una serie de autores que escribieron intencionadamente sus coplas o composiciones poéticas de mayor altura con una intención crítica o de consideraciones sociales: Gonzalo de Berceo, Juan Ruiz, más conocido como El Arcipreste de Hita, el Canciller Pedro López de Ayala, Alfonso Álvarez de Villasandino, Ferrán Sánchez de Talavera, Fernán Pérez de Guzmán, Juan de Mena, Juan del Encina y tantos otros. Además de muy famosos poemas anónimos, entre los que habría que señalar por su dureza crítica a las Coplas de la panadera, las Coplas de Mingo Revulgo y las Coplas del Provincial.

CRITICA SOCIAL EN LAS COPLAS POPULARES



NEOCANTES GRUPO FOLK : SU HISTORIA



Las tijeras de los sastres
 van diciendo rapa, rapa, 
con este y otro pedazo
 nos haremos una capa. 

Un zapatero fue a misa 
y no sabía rezar: 
preguntaba en los altares 
si hay zapatos que arreglar. 

Cuando tenía dinero 
me llamaban don Tomás; 
y ahora que no lo tengo 
me llaman Tomás, no más. 

Un hijo pegó a su padre
 y Dios le mandó el castigo 
que al poco tiempo fue padre 
y le pegaron sus hijos. 

132 Cantigas de Santa María

 




Había un sacerdote en Pisa que era apuesto y rico, pero era tan humilde que siempre llevaba una camisa de pelo.
 Dijo las horas de la Virgen y, rezando frente a su estatua, prometió guardar su virginidad. Sus padres murieron y él heredó sus viñedos y huertos.
 Sus familiares lo instaron a casarse y lo presionaron para que eligiera una novia entre las mujeres más ricas y más bellas de la tierra.
 Finalmente consintió y llegó el día de su boda. Cuando los invitados se reunieron, el sacerdote recordó que había olvidado decir sus oraciones.
Él fue a la iglesia a orar y fue vencido por la fatiga. Mientras yacía dormido, tuvo una visión. La Virgen vino con un anfitrión celestial y le reprochó por rechazarla y tomar otro amante.
 El sacerdote se levantó y ordenó que se sirviera el banquete de bodas, pero comió poco porque le preocupaba mentirle a la Virgen.
Cuando el sacerdote se acostó con su nueva esposa, descubrió que era impotente, aunque la deseaba mucho. Renunció a su riqueza y vivió en la pobreza, guiado por la Virgen.
Había un sacerdote en Pisa que era apuesto y rico, pero era tan humilde que siempre llevaba una camisa de pelo.
 Dijo las horas de la Virgen y, rezando frente a su estatua, prometió guardar su virginidad. Sus padres murieron y él heredó sus viñedos y huertos.


Tablatura para guitarra española






domingo, 26 de noviembre de 2017

La ketubá de la Ley. Alia música


Otra copla de Shavuot es La ketubá de la Ley (El contrato matrimonial de las Tablas de la Ley con el pueblo hebreo), también ella en tercetos monorrimos. Es un buen ejemplo para mostrar la irregularidad de la longitud de los versos, evidencia de la importancia del contenido por sobre la de la forma: la perfección de la estructura se sacrifica a favor del mensaje didáctico de la copla.
Esta copla fue impresa por primera vez ca. 1750. Se atribuye su composición a Yehuda Cal’i, “que vivió en Salónica en el siglo XVIII y que pertenecía a una célebre familia de impresores” (Molho 151). Su texto tiene un paralelo en el conocido poema de Israel Najara (siglo XVI), “Yarad dodí le ganó” (“Mi amado ha bajado a su huerto”): en ambos casos se compara a la Ley con una novia que contrae solemne matrimonio con su novio, el pueblo de Israel, y va enumerando los deberes y prohibiciones de la Torá como parte del ajuar de la novia registrado en un contrato matrimonial. Las primeras estrofas exponen que la elección del Monte de Sinaí fue debida a su modestia (en hebreo:
anavá) y que de él debe el hombre aprender a tomar “la anavá por manto.”6 Ejemplo 3: La ketubá de la Ley




Es razón de alabar el Dio grande y poderoso,
con temoridad de corazón y alegría y gozo,
en el día el este santo y temeroso. […]
En este día abajó el Dio en Sinai y milarias de malajim con El,
a dar la Ley a su pueblo Santo, Casa de Israel,
por mano de Mose Rabenu, pastor fiel. […]
Non quiso abajar sobre ningún monte alto,
salvo en Monte de Sinai que se arrebajó tanto,
por que deprenda el hombre y tome la anavá por manto. […]
Llamó y dijo el Dio a los judíos: —Mi compaña hermosa
hazme ver a tu vista enjemplada a la rosa,
que tu voz sabrosa y tu vista donosa.
Israel, que oyeron la voz del Dio bendicho,
dijeron: —Estaremos siempre a su comando y a su dicho,
haremos y oiremos todo su buendicho.



131 Cantigas de Santa María




El emperador Alejo de Constantinopla fue a inspeccionar el mineral en la mina de plata. Mientras estaba en la mina, el túnel colapsó y cedió. Todos murieron, excepto el Emperador, que estaba protegido por una gran roca.
 La emperatriz Dolorosa, Jordana, dijo misas y ofreció ofrendas durante todo un año. Durante este tiempo, la Virgen le dio comida al Emperador e hizo que los ángeles vinieran para consolarlo y ayudarlo a dormir.
La Virgen le dijo que su esposa le había pedido que cuidara de él. Ella prometió continuar cuidando de él y liberarlo.
 Una noche, la Virgen se apareció al patriarca. Ella le contó lo que le había sucedido al Emperador y, al día siguiente, le informó la noticia a la Emperatriz. El patriarca envió obreros para liberar al Emperador de la mina. Cavaron y lo encontraron vivo.
 Les aconsejó que agradecieran a la Virgen que había provisto sus necesidades a petición de su esposa.


Tablatura para guitarra española



jueves, 23 de noviembre de 2017

La ley primitiva de la vida




Los árboles nos hablan.
Los árboles son santuarios.
Quien sabe hablar con ellos,
quien sabe escucharles,
aprende la verdad..
No predican doctrinas y recetas,
predican, indiferentes al detalle,
la ley primitiva de la vida.

Un árbol dice :
En mí se oculta un núcleo,
una chispa, un pensamiento,
soy vida de la vida eterna.
Es única la tentativa
y la creación que ha osado
 en mí la Madre eterna,
única es mi forma
 y única las vetas de mi piel,
único el juego más insignificante
de las hojas de mi copa
y las más pequeña cicatriz de mi corteza.
Mi misión es dar forma
y presentar lo eterno en mis
 marcas singulares.

Mi  fuerza es la confianza.
No sé nada de mis padres,
no sé nada de los miles de retoños
que todos los años provienen de mí.
Vivo, hasta el fin, el secreto de mi semilla,
no tengo otra preocupación.
Confío en que Dios está en mí.
Confío en que mi tarea es sagrada.
Y vivo de esa confianza.

martes, 21 de noviembre de 2017

Fandango de Leitariegos. Asturias









130 Cantigas de Santa María





Quien quiera enamorarse, que corteje a la Madre de Nuestro Señor.
Pues ella nos hace conocer a Nuestro Señor y nos quita el miedo al demonio, en cuyo poder las otras mujeres ponen a sus enamorados y les hacen sufrir cuitas y afanes, por lo que su amor no es leal.
 Las otras vuelven locos a los hombres y se ufanan por ello, pero ésta nos da sensatez y nos guarda de obrar mal.
Las otras dan su bien haciendo mal, pero ésta vale más cuando lo da.
 Las otras mienten muchas veces, pero ésta nunca nos engaña.
 Las otras nos hacen esperar mucho por su bien y por hacernos sufrir, pero ésta no quiere tardar y nos da el mayor de los bienes.
Por ello mientras viva seré su enamorado y le cantaré y diré los muchos bienes y grandes milagros que hace.